Hay que hacer copias de seguridad?

Buffff… no me acuerdo nunca.  Preparé un maletín con un sistema de copias de seguridad en CDs regrabables que estaba muy bien.  Todo bien organizado, todo pensado para hacer restauraciones en caso de desastre… pero había un problema.  Había un problema!!! No me acordaba de hacer las copias.

Para resolver ese problema quise comprar un aparato especialmente diseñado para ello.  Busqué en todas las tiendas virtuales por un aparatito que lo hiciera, y sí… encontré aparatos.  Pero todos tenían algo en común: que había que hacer la copia de seguridad igualmente.  Estábamos en las mismas.  Uno de los aparatos que encontré me gustaba bastante.   Era un disco Lacie que tenía un solo botoncito que, al ser apretado, hacía todas las copias programadas.  Pero había que darle al botoncito…

También busqué software especializado.  Encontré de todo, en este campo.  Programas que comprimían, que enviaban por FTP (cuidado con la ley de protección de datos!!), que separaban por volúmenes, incrementales, integrales, … todo.  Pero no había ninguno que hiciera las copias “sólo”.

Pero al final encontré lo que necesitaba.  Un sistema de copia de seguridad que trabaja cuando el ordenador está ocioso, cuando está en “idle”.  El programa se llama IdleBackup, y es gratuito.  El único inconveniente es que está en inglés.

idlebackup

Interficie del programa de copia de seguridad "IdleBackup"

Así, lo único que hay que hacer es instalar el programa, y configurarlo.  Es muy fácil.  Se indica qué archivos se quieren copiar, y el destino de la copia.  Luego, también es posible configurar si queremos que se ejecute automáticamente, y cada cuánto debe hacer la copia.  En mi caso, he puesto que se inicie automáticamente y que se ejecute cada 6 horas (4 veces al día).

En el cuadrito con el fondo azul nos muestra cuántos segundos quedan hasta la siguiente copia (intento de copia).  Si está copiando, y tocamos el ratón, o el teclado, se para la copia, evitando así que el ordenador se ralentize.  Cuando dejamos de tocar el PC, al cabo de un minuto vuelve a copiar.  Es “sencillamente genial”.

Lo primero, evidentemente, es hacer una backup manual.  Eso está abajo a la derecha.  Se le da al botón, y empieza.  Insisto: sólo la primera vez.

Y ya para redondear, me compré un servidor de backups.  Es un aparato externo que tiene dos discos sobre los que “vuelco” la copia de seguridad.  Miré muchos, y al final me compré un Taurus LAN, por Internet.  Evidentemente había muchas opciones mejores que esta, pero también mucho más caras (gracias a Toni Figueroa por enseñarme el Drobo).

Taurus LAN

Vista frontal del Taurus LAN

Este aparato se conecta al router por cable de red (RJ45).  Tiene un servidor de impresión incorporado, y un cliente de BitTorrent (no uso ni una cosa ni otra, pero ahí está).  Puedo acceder al servidor por SSH, para personalizar a mi gusto (esto requiere conocimientos de Linux).

He instalado dos discos duros de 640GB y los he configurado en RAID 1. De esta manera, si alguna vez se me estropea uno de los discos duros, sólo tengo que poner uno nuevo (que ya tengo, por supuesto) y reconstruir el RAID.

El aparatito viene con un gestor al que se accede con el navegador.  Es increiblemente sencillo.  Te permite ver el estado del RAID, el estado de los discos, etc.  Puedes formatear los discos, hacer RAID 0, RAID 1 o JBOD (los dos discos como si fueran uno), ver la ocupación de los discos, acceder al cliente de BitTorrent… todo!

Pantalla de administración del Taurus LAN

Pantalla de administración del Taurus LAN

Ventajas:

Y la instalación de todo este “tinglado” ha sido realmente fácil.  Hay opciones más caras, y más eficientes.  Se puede hacer prácticamente de todo en este campo, pero para mis necesidades he encontrado la solución perfecta.

Te gustó este artículo? Por qué no dejas un comentario y continuamos la conversación, o suscríbete al feed RSS para obtener los artículos directamente en tu lector de RSS.

Comentarios

El tema de les copies de seguretat és la meva assignatura pendent. Sempre ho vaig deixant per un altre dia fins que al final tindré un disgust.
M’hauré de mirar aquest aparell a veure que tal és.

Hola Oscar,

muy interesante el post =)

¿Tienes twitter?
Marco

Hola, Marco. No, no tengo twitter. La poca regularidad con la que escribo me han hecho decidir que “todavía” no es el momento de usar twitter.

Gracias por el comentario.

Lo siento, el formulario para comentar está cerrado en este momento.